Se frenó un paro de los profesionales de la salud.

 

No hubo acuerdo paritario por los salarios 2019. El gobierno pretende que sólo una parte del incremento vaya al básico. Los profesionales, todo.

Desde la delegación local del Ministerio de Trabajo se dictó la conciliación obligatoria en el marco de una audiencia de conciliación entre el Departamento Ejecutivo y la Asociación Profesionales de la Salud que no prosperó. La medida evitó un paro por 24 horas previsto para este miércoles en el Hospital Municipal Dr. Felipe A. Fossati y así extender el tiempo de negociaciones en procura de alcanzar un acuerdo en las negociaciones paritarias

El instrumento jurídico insta a las partes de un conflicto laboral a acatar ciertas medidas por quince días hábiles a partir de este martes. A la vez se acordó realizar una nueva audiencia entre las partes el miércoles a las 12.30.

Vale destacar que desde el gobierno pretendían llegar a un acuerdo similar al que se había arribado un mes atrás con los trabajadores que fueron representados por el Sindicato de Trabajadores Municipales.

El objeto de las autoridades municipales fue que los cien profesionales que se desempeñan en el único efector de salud es que, en rangos generales, percibieran aumentos escalonados equiparados con los porcentajes de inflación que vaya marcando el Indec.

Hasta aquí había cierto consenso de las partes pero la forma de aplicar el incremento disparó el conflicto que aún hoy sigue sin resolverse. El Departamento Ejecutivo municipal pretendía que se fueran produciendo incrementos parciales bajo la figura de aumentos remunerativos. Esos incrementos iban a ser pasados parcialmente al básico a lo largo del segundo semestre de este año con el compromiso de juntarse en los primeros días de enero de 2020 para consensuar la forma de terminar de pasar dicho aumentos.

En cambio, los profesionales del centro de salud local pretenden que los aumentos previstos vayan en su totalidad al básico en el segundo semestre, punto en el que el Ejecutivo no está de acuerdo por la “imposibilidad de pago” de la Comuna, según lo expresado por el secretario de Gobierno, Ricardo Stoppani.

El funcionario explicó que “hicimos una propuesta concreta y superadora. Esperemos que no se llegue a una medida extrema que a nadie beneficiaria. Ellos quieren que todos los incrementos vayan al básico, y nosotros planteamos un pase por etapas”.

Mientras que la negociación no prospera, desde el Gobierno se decidió comenzar a efectivizar un aumento por decreto. El titular de Gobierno contó que luego de girarse el 12% acordado para mayo, el Gobierno propuso para el segundo trimestre una bonificación remunerativa idéntica a la inflación y pasar ese porcentaje al básico del año que viene. Para el segundo semestre, dijo, plantearon dos alternativas: 13% al básico o un 50% al básico y la otra mitad como bonificación remunerativa. (Fuente: La Capital, Mar del Plata)