Lo aseguraron dirigentes del SOEMPA, en la ciudad de Azul.

 

Así se lo expresó durante la entrevista que mantuvieron con el diario El Tiempo Paulina Marino, Luis Galloso y José Casares, integrantes de la comisión directiva del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales del Partido de Azul. En la charla se refirieron a la situación que atraviesan los trabajadores de la Comuna, a la cual consideraron como “compleja”.

En ese sentido manifestaron que los agentes municipales mañana van a percibir el salario correspondiente al mes de mayo y si bien “vamos a tener un incremento” consideraron que “los sueldos siguen siendo extremadamente bajos. Hoy tenemos sueldos de hambre”.

“El 60 por ciento de los empleados municipales cobra aproximadamente 18.000 pesos. Como está hoy en día la canasta básica, la situación que atravesamos es muy difícil. Cobramos, empezamos a pagar las cuentas y en dos o tres días ya no nos queda para pagar la comida”, refirieron también.

Asimismo destacaron que “muchos empleados están pidiendo adelantos de sueldos y lamentablemente el Estado Municipal no se hace eco de esta situación, ya que los adelantos tardan entre 15 ó 20 días. Y los trabajadores los piden para poder pagar el gas, la luz y porque no llegan a comer”.

“Tenemos un Intendente que gana arriba de 300.000 pesos”

Por otro lado, los dirigentes del SOEMPA apuntaron que el aumento también se replica en la planta política municipal.

En ese contexto explicaron que “en 2016, gracias a un proyecto que presentó Bertellys y que todos los concejales apoyaron, al suprimirse la escala Ingresante, tanto el intendente como los funcionarios también perciben los aumentos salariales. Ahora, no es lo mismo -por ejemplo- el 15 por ciento que reciben los trabajadores –con los sueldos de hambre que tenemos- que el que reciben los funcionarios”.

“Un Intendente que gana arriba de 300.000 pesos y funcionarios -de los cuales muchísimos no sabemos adónde están, porque los buscás y no los encontrás- que se llevan más de 70.000 pesos al bolsillo. Eso sí es una locura y la gente lo tiene que entender”, manifestaron.

¿Y esa plata adónde está?

En otro tramo de la charla, los integrantes de la Comisión Directiva del SOEMPA hicieron alusión al “incumplimiento” del Departamento Ejecutivo en lo que tiene que ver con la entrega de indumentaria de trabajo para los empleados de la Comuna.

“Estamos en junio y hay compañeros trabajando permanentemente en la calle y no tienen botines, no tienen camperas. Nos llamaron trabajadores de diferentes cuadrillas para decirnos que están muertos de frío, porque les dieron camperas en el año 2016 cuando en realidad deberían entregarse dos mudas por año”, aseguraron los gremialistas locales, quienes paso seguido agregaron que “en el Presupuesto Municipal anual está contemplado el gasto en la ropa para todos los trabajadores municipales. ¿Y esa plata adónde está? Y estamos hablando de casi 3 millones de pesos para una sola entrega”.

“Amedrentando, asustando y apurando”

Finalmente, la secretaria General del SOEMPA advirtió que están “amedrentando, asustando y apurando” a afiliados al gremio porque ella milita en el radicalismo y actualmente apoya a Omar Duclós.

“Las últimas elecciones internas de la UCR apoyé la lista que encabezaba el Dr. Manuel Álvarez y en la otra lista estaba Leandro Fissina, que era la lista del intendente y de Vieyra. Ganamos por amplio margen y ahí empezaron a amedrentar, a asustar, a apurar a los trabajadores municipales que estaban afiliados a nuestro sindicato. ¿Por qué? ¿Por qué perdieron las elecciones? ¿Nos saben perder estos muchachos? ¿Por qué no se meten directamente conmigo? Ahora estoy apoyando a Omar Duclós, pero Paulina Marino lo está haciendo, no el sindicato”, concluyó la dirigente gremial azuleña.

Fuente: El Tiempo

Seguinos