El Municipio de Tandil expuso que la difusión del video revictimizó a la niña.

 

Las autoridades brindaron detalles del proceso iniciado oportunamente contra la trabajadora del hogar que habría maltratado a una niña a su cuidado. El hecho ocurrió a mediados de junio pero se viralizó el domingo. Criticaron la difusión de las imágenes que vulneran a la menor. La familia de la nena involucrada se enteró del episodio por las redes.

Luego de que a través de las redes sociales se difundiera un video que evidencia el maltrato de una trabajadora del Hogar Fantasía de Colores hacia una niña allí alojada, el Municipio salió a dar explicaciones sobre el hecho acontecido el 16 de junio pasado y de las actuaciones que se oficiaron de manera inmediata, con la consiguiente suspensión sin goce de haberes de la auxiliar protagonista del aberrante episodio y la denuncia penal pertinente.

Las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri y Pablo Civalleri, refirieron que la menor víctima del maltrato no se encuentra en la actualidad en esa casa de abrigo y evitaron aludir a otras cuestiones vinculadas a las circunstancias que rodean a la vida privada de la niña. Los funcionarios dirigieron la preocupación hacia la viralización del video que registró la escena violenta y expuso a los menores institucionalizados que allí conviven bajo la tutela del Poder Judicial.

“La difusión del video es grave y revictimiza a la menor. Quien lo viralizó no tiene intención de resguardar a la niña  ante la vulneración de sus derechos y el ejercicio de la violencia.  Cualquier adulto responsable tiene la obligación de presentarse a hacer la denuncia para proteger los derechos del niño si toma conocimiento de un hecho así, hubiese ido a la fiscalía a efectuar la denuncia y habría sabido que hace casi dos meses está en proceso judicial”, señaló Marcieri.

Además, explicó que luego de que las imágenes cobraran dominio público en las últimas horas, se notificó al organismo provincial competente para que intervenga al respecto.

“Ni bien sucedió, avisamos al organismo de Niñez provincial y ellos van a hacer una presentación en el Juzgado de Azul y solicitar que intervenga el área de ciberdelitos de la Policía Federal para rastrear quién publicó el video. La ley 26.061 es clara en cuanto a la divulgación de contenido que incluya a menores de edad, está prohibido”, consignó.

Operación política

Desde Desarrollo Social aseveraron que se trata de un hecho aislado y que no hay más testimonios -hasta el momento- de maltratos que involucren a la persona denunciada. La trabajadora presta servicios como asistente en el hogar hace 5 años, pero es la primera vez que las autoridades toman conocimiento de un hecho de estas características vinculado a cualquiera de las cuatro instituciones de abrigo de menores que operan bajo la órbita estatal.

“Creo que hay una intencionalidad política por las falacias vertidas en el posteo que viralizó el video. Una persona seria se hubiese acercado a la fiscalía ni bien tuvo contacto con esas imágenes. Se puede notar la intencionalidad a una semana de las PASO”, evaluó Marcieri.

El procedimiento

Como informó en su edición de este lunes El Eco de Tandil, el registro fílmico forma parte de las pruebas adjuntadas en la denuncia penal que la directora local de Niñez, Adolescencia y Familia Gabriela Fernández radicó el 19 de junio ante el Departamento Judicial de Azul, que inició una instrucción penal preparatoria para investigar los hechos endilgados a la empleada en cuestión. La secuencia fue registrada por otra trabajadora de la institución, que se limitó a filmar con su dispositivo móvil sin intervenir ante la dramática situación. Vale reseñar que en el lugar trabajan alrededor de 20 personas en las tareas de cuidado y mantenimiento, y que hay un equipo profesional interdisciplinario que sigue de manera particular cada caso que arriba a las instituciones.

Previo a esto, el 18 de junio, Gabriela Fernández -tras enterarse del suceso a través de la coordinadora del hogar- solicitó de manera inmediata la apertura del  sumario administrativo para establecer las responsabilidades de la agente que intervino en el hecho. Según informaron, ese mismo día el intendente Miguel Lunghi firmó el decreto que ordenó separar a la mujer del cargo e iniciar las actuaciones administrativas correspondientes por un término de 60 días.

La instrucción sumarial es llevada adelante por el personal de la Dirección Legal y Técnica de la Municipalidad en la persona del doctor Martín Romano, quien tiene la tarea  de efectuar el proceso  conforme a las leyes vigentes y deberá emitir un dictamen en los próximos días, antes de que se cumpla el plazo establecido. En este caso, deberá definir la comisión de la falta y su severidad, indicando el cese permanente o la reincorporación de la empleada a su puesto laboral.

La intervención del sindicato

El Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil conoció el caso oportunamente y se notificó del inicio del sumario hace casi dos meses, cuando sucedieron los hechos que motivaron las actuaciones administrativas correspondientes.

De acuerdo a lo informado por el secretario gremial David Marconi a este Diario, la entidad sólo intervino en cuanto al asesoramiento y asistencia letrada, como en el caso de cualquier trabajador al que le asiste el derecho constitucional a defensa.

“La disponibilidad relativa está contemplada dentro del marco normativo del régimen disciplinario encuadrado en el Convenio Colectivo de Trabajo. En  cuanto a la publicación del video, esto no debió ocurrir, en protección justamente de los derechos del niño”, consideró Marconi.

El referente sindical, además, ratificó que el régimen disciplinario también indica los pasos a seguir en cuanto a la imposición de una sanción, correctiva o expulsiva, de acuerdo a las actuaciones dentro del sumario.

La familia de la víctima consideró que “ese lugar no es apto para cuidar niños”

Noelia (su apellido se omite para preservar la identidad de la víctima) es prima de la niña y decidió hablar con El Eco de Tandil para contar su versión de los hechos.

La joven mujer aseguró que la familia de la menor no fue puesta en conocimiento del lamentable hecho y que la nena fue trasladada hace tres semanas a otra ciudad, donde se encuentra bien y recibiendo los cuidados que merece.

Los familiares directos, entre los que se encuentra una hermana mayor de edad, se enteraron del episodio el último domingo, luego de que el video se replicara en las redes sociales y reconocieran a la menor involucrada. Según contó Noelia en diálogo con este medio, el argumento que las autoridades adujeron para efectuar el traslado radicaba en los problemas de conducta de la pequeña, sin hacer alusión alguna al evento del pasado 16 de junio.

“La trasladaron porque, según expusieron desde el hogar, la nena tenía mala conducta y era muy agresiva. Decían que agredía a los demás chicos y se lastimaba a sí misma, nos parecía raro, sabemos de los problemas de ella y de hecho estaba ahí por esos motivos, para que la contuvieran y ayudaran, pero la nena no es agresiva como dicen y menos con niños pequeños”, expuso.

Y prosiguió: “En todo momento nos pareció raro, ella nunca nos dijo nada de lo que pasó, sólo que había tenido problemas con una empleada, pero minimizó el hecho y no dio muchos detalles, solamente dijo que no trabajaba más y ahí quedó todo”.

De acuerdo a las declaraciones de la prima, la nena hablaba de “penitencias” que le aplicaban en el lugar –al que arribó en octubre del año pasado- pero no abundaba en explicaciones sobre lo que allí sucedía. En este sentido, la mujer relató que la nena recibía burlas de los otros niños y también retos de los adultos, pero que les pedía a los familiares que acudían a visitarla a menudo, que por favor no dijeran nada porque ella podía manejar la situación, temerosa de que “la pusieran en penitencia”.

“Ella sabía que si decía algo, nosotros íbamos a accionar al respecto”, añadió.

Iniciarán acciones legales

En las imágenes se observa a la niña tirada en el piso, mientras la mujer le grita. En un momento, la joven se refugia al costado de una heladera, pero la empleada municipal se sube encima de ella y la presiona con su peso, mientras la chica se queja y grita. Las amenazas se suceden una y otra vez, mientras se divisa a otras nenas que fueron testigos de la tremenda escena.

Además de precisar que la familia iniciará acciones legales por su cuenta, Noelia refirió que el mismo domingo la hermana de la menor afectada llamó a la encargada del hogar para confirmar si era efectivamente la niña la del video, puesto que no se le alcanza a ver el rostro. El círculo íntimo de la niña criticó duramente el accionar del Estado y los cuidadores ante semejante situación, y apuntó hacia la falta de aptitudes de las trabajadoras para estar al frente de un espacio de las características de una casa de abrigo.

“Tienen que estar capacitadas para cuidar de un niño y no lo están. Si una mujer le pega de semejante forma a un menor, mínimo el resto tiene que intervenir para frenar la situación. Maltratan a los chicos y ese lugar no está apto para estar abierto”, señaló la joven, quien asimismo expresó su preocupación por la calidad de vida de los otros pequeños allí alojados.

“La nena se fue con esa idea de que la cambiaron de ciudad por mala conducta. Y en la nueva institución tampoco conocen esta situación expuesta a partir del video”, finalizó Noelia, deseosa de que haya sanciones dirigidas a reparar el triste hecho, con garantías de que eventos de esta naturaleza no se repitan nunca más. (Fuente: El Eco)

Seguinos