Es el de mayor complejidad médica de toda la zona norte, en el que se atiende a niños de todo el Gran Buenos Aires.

 

Tiene una guardia de 1.100 m2, y un equipamiento de avanzada. “Estamos orgullosos de esta obra realizada con el Fondo de Infraestructura Municipal junto al gobierno de la provincia”, aseguró el intendente.

“El objetivo era la reorganización y ampliación del espacio para asegurar la atención de alta calidad sanitaria en este hospital que es el de mayor complejidad médica de toda la zona norte, en el que se atiende a niños de todas partes del Gran Buenos Aires.  Estamos orgullosos de esta obra que hicimos en conjunto con el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires”, señaló Posse.

El nuevo Hospital Materno Infantil tiene una guardia de 1.100 metros cuadrados, el servicio de emergencias cuenta con una cómoda sala de espera, un nuevo hall de acceso y recepción de guardia, un shock room con dos camas para atención de pacientes graves, consultorios para clínica pediátrica, una sala de observación con 16 boxes, aires acondicionados con filtrado en áreas de internación alimentados con paneles solares, ingreso exclusivo para emergencias y patio interno con jardín vertical para que los pacientes tengan acceso a iluminación natural. 

Entre las mejoras también se destacan la estación central de enfermería, sala y habitaciones de médicos, comedor y cocina, terminaciones sanitarias de fácil limpieza, que evitan la acumulación de bacterias y gérmenes. Además, se colocaron vidrios y ventanas herméticamente sellados para impedir la acumulación de elementos contaminantes.

“El Municipio está trabajando en la misma línea que lo hace la gobernadora María Eugenia Vidal en materia de salud, que tiene que ver con aumentar y fomentar la capacidad que tienen los hospitales para dar respuesta a sus ciudadanos. Los gobiernos deben ser funcionales a la gente y ésta es una obra para toda la región”, destacó Posse.

Por la guardia del Materno pasan más de 300 pacientes por día. Con 28 especialidades y 180 médicos, recibe alrededor de 274.500 consultas al año y realiza unos 2.000 partos.

Además, el jefe comunal valoró la red de salud pública del distrito. “A este Hospital lo acompañan el Hospital Central de San Isidro, el Hospital de Boulogne y los nueve Centros de Atención Primaria. Un sistema pensado para que los vecinos tengan la posibilidad de acceder a un servicio de salud pública de primera calidad. Tenemos una estadística sanitaria muy buena, la tasa de mortalidad infantil más baja del área metropolitana y una longevidad con calidad de vida”, afirmó.

Con la inauguración de la guardia, el municipio estrenó equipos de tecnología avanzada: dos respiradores (para asistencia respiratoria mecánica), tres cardiodesfibriladores, electrocardiógrafos, múltiples tensiómetros de pared, otoscopios, cinco multiparamétricos; además de mobiliario como mesas, carros de paro, camillas y camas, todo para sistematizar el servicio.

Uno de los servicios que se destacan en el nosocomio infantil es la residencia para mamás de bebés prematuros internados en Neonatología. Un espacio que fue incorporado el año pasado, con el objetivo de que las madres puedan descansar cerca de sus hijos sin tener que movilizarse a diario. El mismo tiene camas, cocina, baños y una sala de estar. (Comunas)

Seguinos